Ni contigo ni sin mí

2016-07-03-15-22-41
La belleza también puede ser oscura

Ya no es un contigo si es un sin mí. Ya no hay un nosotros si tú no estás aquí. Por eso dile dónde estás a mi corazón, que desde que entré en el laberinto de tu confusión lo perdí a él, y también nuestro latir.

Y es que entre tanta perdición también perdí algo más, perdí la cuenta de tanto cuento, la perdí y no me di ni cuenta. Y en este cuento que ya nada cuenta todo lo que te presté estuvo de vuelta.

De vuelta estuvo mi piel, que se la presté a un contigo y me la devolví a un sin ti. Le presté mis labios, mi tiempo y mis sentimientos que los tuve de vuelta cuando tú dejaste de prestármelos a mí.

Y en ese dejar de estar y de venir se quedó una esperanza a medio sentir al compás de un latido que quedó sin vivir. Y sin vivir me quedé, cuando seguía tus huellas a pesar de saber que al final tú nunca estarías ahí de pie.

Con la emoción desencajada y en la memoria unas risas olvidadas, mi rostro mostró una sonrisa helada. Una sonrisa que nació a medias, una parte que era mía y la otra que te la llevaste tú. Esa sonrisa mía que a veces fue tan tuya. Porque ya sabes, a esta sonrisa le pasó como a mi felicidad, sólo sabías dármela tú.

También te llevaste las palabras y dejaste los silencios esos que chillaban por las noches y dejaban los sueños rotos. Te llevaste un futuro y dejaste mi presente apostando a todo o nada. Todo por nosotros y nada por mí. Y hasta por llevarte, te llevaste una idea, esa que creía que lo nuestro sería eterno. En cambio dejaste ese espacio que quedó entre tú y mi estado emocional. Ese todo fraccionado en una mitad, una parte muy fría y la otra sentimental.

Ya no es un contigo si es un sin mí. Porque de esos pedazos rotos que quedaron de mí, descubrí algo nuevo con lo que logré unir. Unos trozos de una asimetría emocional, desgastada por la lucha y olvidada por haberla dejado llevar. Por suerte en la construcción de un nuevo latir me asombró que tras tu ida me dejaste a mí. A mí y un yo conmigo misma, en eso fue en lo que me convertí.

Te fuiste tú con nuestros sentimientos desgastados, pero me quedé yo con unos momentos curados. Curados mis recuerdos y curada yo. Curadas mis ilusiones y curada yo. Curada yo, y mi vida también.

Por eso, tras esta guerra emocional, gobernada mi vida por la razón, la democracia votó a favor de la ilusión. Una ilusión que se convirtió en amor, amor por una misma. Por los sueños que quedaban por cumplir, por los retos que quedaban por abatir, por los momentos que quedaban por vivir.

Y tras esta batalla sentimental a mi felicidad le pasó como a mi respirar, soy yo quien me la da.

Recuerda entonces, échale valor o échale imaginación pero si empiezas sin un contigo acabarás con un sin ti. Por eso empieza por creerte, que tú eres más verdad que todas las mentiras creídas y sigue por amarte a ti también, que amarse a uno mismo será empezar a amar por encima de todas las cosas. Porque descubrir el amor propio es descubrir un amor incondicional.

Veleta 3398 metros de actitud positiva

Puede que andar sea un verbo pero para mi es una emoción. Una emoción que me impulsa hacia delante, me da fuerzas y coraje, una emoción que me da alas para volar y saber qué es la libertad.

Y en el andar leo en cada piedra, en cada camino y en cada uno de los pasos dados el primer mandamiento senderista: Amarás a la Montaña por encima de todas las cosas. Y en esta religión que toma como credo “Si yo quiero, puedo” cumple el milagro de lo que a veces creemos inalcanzable, palabra que quedará desterrada de nuestro vocabulario a partir de ahora y para siempre. Y es que lo inalcanzable está a un paso de pisotear el prefijo “in”, para acabar siendo alcanzable. Que por creer, deberías empezar por creer en ti. Que creer es querer y querer es poder.

Por eso da el primer paso y camina, porque únicamente serás capaz de saber hasta dónde eres capaz de llegar si tu propósito es avanzar.

Y en esta nueva aventura senderista, la emoción, ¡ay! quiero decir, el andar, me ha llevado hasta la cima del Veleta, a 3398 metros de actitud positiva.

DCIM103GOPROGOPR3543.
Cuarto pico más alto de España, Veleta

Subir una cima no solo es alcanzar la cumbre, es llegar y después bajar para terminar. Es sufrir, es disfrutar, es admirar. Es ponerse a prueba y saber que puedes con ésto, y en verdad, con todo lo que se te ponga por delante. Porque no hay fuerza mayor en nuestros logros que el esfuerzo y la motivación. 

El caso es que este post pretende animaros a emprender esta ascensión y por ello compartiré algunas cuestiones importantes:

  1. Subir a la Alta Montaña implica esfuerzo y a menudo cierta preparación.
  2. El tiempo es impredecible, y aunque en Granada capital los termómetros estén ardiendo a temperatura infierno no dejéis de llevar en vuestra mochila ropa que os abrigue. Puede que arriba la temperatura baje.
  3. Y hablando de tiempo…el viento. En tales altitudes que rozan el cielo el viento va que vuela. (Em… vale perdón por este chiste tan malo, pero no podía reprimirme) En fin, sobre el viento, aconsejo que os pongáis algodón o en su defecto papel higiénico en los oídos para evitar que se tapen y consecuentemente generen un fuerte dolor.
  4. Otro apunte importante aunque no alarmante es el denominado mal de altura síntomas que se producen  a los 2500 metros de altitud respecto al mar.
  5. El Pico del Veleta se encuentra en el Parque Natural de Sierra Nevada en el que hay unas normas de prohibición como:
    1. Hacer fuego
    2. La acampada libre sin autorización
    3. Perturbar la tranquilidad de la naturaleza
    4. La caza y la pesca
    5. Abandonar toda clase de residuos o basuras
    6. Realizar cualquier tipo de vertidos en fuentes, ríos o lagunas.
    7. Llevar perros sueltos.
    8. La recolección de animales, plantas, minerales o rocas.
    9. La circulación de vehículos a motor y bicicletas , campo a través.

 

Aquí os dejo la gráfica de la ruta y el enlace a wikiloc  para quien quiera conocer con más detalle la ruta hacia la cima del Veleta.

grafica ruta

También en este andar, en esta emoción senderista, podemos encontrarnos con este magnífico paisaje que nos ofrece únicamente Sierra Nevada; sus flores endémicas

Finalmente, no me gustaría terminar este post sin hacer referencia a algo sumamente importante para mí; mis compañeros. Mis camaradas, cómplices y animadores personales. Ellos que me han llevado a descubrir nuevos rincones, ellos que me han dado la mano cuando me faltaban fuerzas, ellos que me han guiado hacia la cima. Por ellos es este post,porqué lo más seguro es que sin ellos no lo hubiera escrito hoy. Por ellos y por ayudarme a subir esta y todas las demás cimas con los metros que hagan falta de actitud positiva 🙂 

DCIM103GOPROGOPR3533.
WITH LICHI & FRAN

 

No suelo mirar arriba y ver una cima, sino que miro al frente y veo un camino. No importa cuán alta sea la montaña ni cuán difícil sea su ascensión, lo verdaderamente  importante es terminar y sentir satisfacción.

DECIDISTE PARTIR

IMG_20160611_164448_395Decidiste partir, tomaste una decisión, y no poco meditada, de irte para algún día (quizás) volver. Realmente desconoces dónde llegarás o cómo será el lugar. Tú tienes una duda y la respuesta está al otro lado de la certeza. Sabes que si no vas, la pregunta no se contesta. Por eso te vas. Te vas para saciar tu curiosidad, para romper la monotonía o ponerte a prueba. Y por eso te vas.

Cada vez que te vas no eres la misma persona, ni cada vez que vuelves eres la misma que cuando te fuiste.

Lo maravilloso de irse es aprender. Jamás serás la misma persona, cambiarás y lo más probable es que sea para bien. Aprenderás a base de bien, de errores y de ostias. Pero al fin y al cabo aprenderás. A ser más fuerte, más perspicaz y a valerte por ti mismo. Aprenderás muchas cosas, entre ellas, la cruel realidad. A poner en orden tu utopía emocional. A saber que ni es tan veraz la idealización, ni tan mentira la fantasía. Y sobretodo, a poner un toque de realidad a las expectativas y comprender que es mejor vivir que esperar vivir.

Y precisamente esperar es lo que uno no puede hacer si pretende que su mundo cambie. Decidiste partir, cambiar tu vida o alejarte de aquello que no te gusta, pero para ello, TÚ debes moverte. Por muchas ganas que tengas, ilusión o motivación, si tú no te mueves y cambias tu mundo, tu mundo no te cambiará a ti.  Por eso hace falta que vayas a buscar tus ganas, que compres kilo y medio de iniciativa o que te receten una pastilla de ánimo cada 8 horas para irte y jamás volver a ser la misma persona que derrocha gran parte de su día pensando en cómo podría ser su vida.

Deja de pensar cómo podrían ser las cosas y sal para averiguar cómo son realmente.

Decidiste partir y decidiste darle forma al futuro, mirar de frente con decisión y emprender esta aventura con ilusión. Lo decidiste y aunque quizás, más veces de las que hubieras querido, surgieron interrogantes y miedos del qué será. Pero ahí no está el problema, fíjate que desde que nacemos hasta que morimos somos duda, somos un interrogante y nuestra única respuesta es: vivir. Por eso hazlo, hazlo con duda o con miedo. Pero muévete y emprende esta aventura y arriésgate a ser feliz.

Crees que te ibas a realizar una aventura y al final la aventura te hizo a ti.

Y cuando hayas reunido las fuerzas y la valentía, o el billete de ida llegue pronto a su día de vencida, sabrás que estás en el mejor camino hacia lo desconocido. Porque cuando nada es seguro todo es posible.

Decidiste partir, aunque con esa decisión también partiste algún corazón.

Decidiste partir y ser feliz.

Decidiste partir porque sabes que a un casi, de casi todo, también estás a un casi, de casi nada.

Por eso es mejor todo, que nada.

Y como lo que se para nos separa, no cometas el error de detener tus ganas, o dejar para más tarde, que a veces es nunca, la oportunidad de descubrir un mundo distinto o simplemente el hallazgo de saber quién eres.

Decidiste partir para irte o para volver y aunque no sea fácil tomar esa decisión, aunque hoy sea todavía, no dejes que duerman tu sueños y despierta para que tu futuro sea ahora.

Decidiste partir y decidiste bien.

Cabo de Gata: Destino Paraíso

En menos de una semana se ha producido una serie de catastróficas desdichas: Empecé por un esguince en el tobillo izquierdo, seguido de dos visitas al mecánico por un valor de unos 400€, la rotura de pantalla de mi móvil y terminando por una reacción alérgica a una picadura de una araña. Picadura que me causó un hinchazón ocular el cual produjo en mí una metamorfosis de mujer a Dobby:

dobby_HP
Ese ser que aparece en Harry Potter

Pero como…

No hay mal que por Almería no venga

…todas esas catástrofes fueron perdiendo importancia estando ahí.

Cabo de Gata es además de una maravilla paisajística un lugar con una fuente de energía espectacular: Un lugar para renovarse y ver la vida de otra manera.

Por ello os presentaré,

Lugares IMPRESCIDIBLES en CABO DE GATA

(Un punto de vista completamente parcial y subjetivo)

Nº1 Playa de los Muertos

 

Bonita, ¿verdad?. Pues bien, esta playa esconde una decepción que se evidencia cuando llegas ahí.

Os preguntaréis cómo puede ser que el primer lugar imprescindible de la lista esconda una decepción. Pues ésta aparece en cuando llegamos a la playa. Después de haber serpenteado el camino que lleva desde el parking hasta la playa encontramos a mano izquierda las decepcionantes vistas de una fábrica de cemento. ¡Menudo dolor en las retinas! Así que mejor, mirad al frente o echad a andar hacia la zona contraria, ahí empezaréis a asombraros con las aguas cristalinas del mar, el azul turquesa y el exótico toque de la playa con el peñón que se sitúa al final de este arenal.

Nº2 Cala San Pedro

 

Natural como la vida misma, también salvaje, pura y tranquila.

Andando (1 hora, ± ) o en lancha (12€), tú eliges como llegar. Ambos recorridos valen la pena, el primero por su sorprendente visión desde las alturas divisando los acantilados y al fondo el mar. Y el segundo por su panorámica marítima, otro punto de vista que permite ver aproximarse las orillas de la playa y los acantilados desde otro lugar.

Nº3 Playa Los Escullos

DCIM103GOPROGOPR3362.
Playa los Escullos
DCIM103GOPROGOPR3355.
Playa los Escullos

Sin palabras.

Normalmente me sorprenden las cosas más sencillas o simplemente aquellos lugares que no me había hecho una idea. Es por ello que, cuando no esperas nada, nada decepciona, incluso sorprende.

Y los Escullos, con esas formas abruptas tintadas de blanco y cal, ese mar…asombraron todos mis sentidos.

Para rematar, el embrujo del bar-restaurante-saladefiestas el Chaman. Inmejorable ubicación, insuperables vistas y fantástica decoración.

 

Nº4 Cala de Enmedio

DCIM100GOPROG0139350.
Cala de Enmedio

Si cuesta, es que vale la pena y precisamente esto es lo que pasa con esta cala.

Para llegar a Cala de Enmedio, primero debemos llegar hasta Cala Plomo, nada fácil por cierto. Un camino de tierra rocoso empieza a dificultar la llegada hasta ahí. Después, una vez tenemos el coche aparcado en esta cala debemos tomar la segunda parte del camino avanzando durante unos 20 minutos por un sendero bien identificado hasta llegar (por fin) a Cala de Enmedio.

Enmedio de la nada hay un de todo natural, arrecifes coralinos y unos acantilados blanquecinos.

Un paraje singular.     

Nº5 Playa de Mónsul

¿Sabías que Almería es de película?

¡Ajá! Viajar a Almería no es solo viajar a un lugar, también es viajar al séptimo arte. Almería, provincia de cine, ha sido escenario de más de 500 películas. Pero de todas ellas, como fan de Indiana Jones, es imposible no visitar la Playa de Mónsul, lugar donde se grabó una escena de la película Indiana Jones y la última cruzada.

Además de ser un lugar emblemático por su huella hollywoodiense también lo es por su representativa roca, marca singular de la playa.

 


Y, ahí van algunas anécdotas:

  1. Me quemé, sí, me quemé… la parte superior de la zona abdominal. Y sí, me eché crema y mucha y bastantes veces. Pero nada, que romper ese blanco nuclear que llevaba en mi piel tuvo un precio a pagar. Menudo peaje 😦
  2. Revisad las toallas que os lleváis de casa antes salir, no vaya a ser que os pase como a mi amiga que al llegar al albergue se dio cuenta que se había llevado una toalla de mano. Os podéis hacer una idea del hartón de reír, esa imagen de mi amiga flipando con la toalla y poniéndosela de mil maneras “a ver” si de alguna podía taparse un poco más.
  3. Si queréis ir a un bar para comer bien y pasarlo mejor, y si estáis en San José (Cabo de Gata) id al Restaurante el Arrecife. José, el camarero, tiene un catálogo infinito de chistes para contar.
  4. Al principio os contaba que me hice un esguince en el tobillo izquierdo, pues bien, estando ahí todavía lo sufría.

El terrible acontecimiento sucedió en Playa de los Muertos,  donde esas aguas llaman a gritos que te metas en ellas, pues así no dudamos en hacerlo.

Qué pasó….

Pasó que nos metimos un poco mar a dentro dejándonos llevar por las olas del mar y para volver, debíamos nadar. Mi pie estaba adolorido y mi nadar era un tanto lento ya que solo tenía un pie para patalear. Mi amiga llegando a la orilla, me llamaba…

(Conversación a grito pelao’)

-¡Va! Nadaaa  más y ven ya

-Oyeee ¿te acuerdas de la peli de Nemo que el pobre nace con un aleta rota?

-Sí, me acuerdo

-Pues bien, me siento Nemo así nadando solo con un pie.

-Jajajajaj, anda va, Nemo, ¡ven para aquí y nada!

-Nooo, no puedo, yo no nemo nada.

-¿Qué no nemas nada? Jajajajaja

-jajajaja (glub, glub, glub) ¡No! no nemo naaaada.

[Advertencia es peligroso reír mientras estás nadando en el mar. El incontrolable ataque de risa puede producir hundimientos y ahogos acuáticos.]

 

Por todo esto y más, digo y diré:

Si la pregunta es, ¿vamos a Almería?, la respuesta es SÍ, siempre.

Y como no hay 2 sin 3, a finales de junio volveré.

MI GRANADA EMOCIONAL

¿Y TÚ, VIVES LO QUE SIENTES O SIENTES LO QUE VIVES?

 

Hace unas semanas escribí un post para Dreaming Granada en el que a través de mis ojos forasteros expliqué lo que veía de y desde Granada.                                                                          En ese texto quise ir un poco más allá, ir dónde no se suele llegar, procurando hacer extraordinario lo cotidiano.

Y debo confesar, que lo más importante de ese post fue la oportunidad de reflexionar quién era yo en Granada, qué sentía en esta ciudad y sobretodo, cómo me sentía.                             Fue así como me di cuenta que la respuesta a esa reflexión llegaba a medida que avanzaban mis pasos y mis emociones.

En Granada más allá de los tópicos típicos citaba lo siguiente:

“Granada no es sólo lo nombrado también, lo imaginado”

Con ello quería decir que en Granada puedes vivir tus sueños y soñar tu vida, dejar fluir, dejarte llevar, relajarte y vivir una experiencia emocional.

Así como la Física Cuántica surge como alternativa para dar respuesta a comportamientos inexplicables, aparece la Emoción Cuántica para dar un respuesta emocional a una experiencia vital; una lógica irracional.

Por ello sabremos que la Emoción Cuántica expresa lo relativo vivido como un absoluto, un patrón de desmedida que no calibra en unidades de una vida fenomenal, sino una vida de emoción real.

Por este motivo, dedico este post a mi Granada emocional

Ahí van mis 10 emociones granadinas

  1. ASOMBRO

Asombrada me quedo cada vez que te veo. Que te veo a ti, Puesta de Sol. Es sencillamente mágico subir a San Miguel Alto y ver como el sol se despide tras la silueta de Sierra Elvira.

20151115_175644
Puesta de sol
  1. CALMA

Sabemos que Granada es una ciudad turística y que el goteo de visitantes es tan constante como el latir de nuestras pulsaciones. Pues bien, a pesar de esa vitalidad, también podemos encontrar paz y calma en algunos rincones.

20151031_174937
Restaurante Maitena, Güéjar Sierra
  1. DESEO

El interés de realizar algo nuevo se despierta con cada mañana. Cada día hay un rincón nuevo que está a la espera de que lo descubras, hay millones de tapas esperando a ser saboreadas y ritmos flamencos esperando ver a tus piernas mover. Y por todo ello, y más el deseo de algo nuevo en Granada, siempre está.

DSC_0525
Vistas desde la Alhambra
  1. ENTUSIASMO

La certeza de que (realmente) cada día es distinto es tan real como que el sol sale cada mañana. Pero la certeza (evidente) de que en Granada todo es posible hace de ello un intenso despertar del entusiasmo sabiendo que una nueva aventura está por empezar.

DCIM103GOPROGOPR3095.
Los Cahorros, Monachil
  1. INTERÉS

La riqueza de esta ciudad es tan inconmensurable, que la fuente de interés por ella es inagotable. Cada rincón, una sorpresa. Cada, atardecer irrepetible. Cada monumento, historia. Cada historia, valor.

20151106_120319
Montefrío
  1. NOSTALGIA

El tiempo presente es el tiempo del vivir, el del pasado del recordar y del futuro el de ilusionar. Por ello, en todos estos tiempos, la nostalgia se construye de los momentos que fueron, del vivir que es, más del bello recuerdo que será.

20160206_175702
Flor del almendro, Alhambra de fondo. Fotografía desde Sacromonte
  1. OPTIMISMO

Decir, “aquí todo es posible”, no es una suposición, es una afirmación. En Granada todo es posible y tú puedes hacer que así sea. Tan sólo despertar con una sonrisa, desayunar y tomar una tostada con café, son los ingredientes esenciales para que el día empiece con buen pie. Ese es el optimismo que se contagia.

DCIM102GOPROGOPR1668.
Ascensión al pico de Majalijar
  1. PASIÓN 

Granada no es solo ciudad,  no todo es Alhambra, ni solo sus barrios o bares de tapas. Granada también es mar y montaña, es re-descubrir mi pasión por el senderismo. Recorrer nuevos caminos, descubrir nuevos paisajes, seguir un sendero y averiguar hasta dónde eres capaz de llegar.

20151212_120941
Peñón de la Mata
  1. SORPRESA

Crees que porque hayas pasado mil veces por la misma calle nada será nuevo para ti o que porque lleves toda tu vida viviendo en la misma ciudad nada será ajeno. Pero Granada sorprende y mucho. En Granada nunca está todo visto, siempre parece que hay algo por ver. Será que en esta ciudad aparece el síndrome del eterno turista.

20151030_175001
Jardín botánico, Fac. de Derecho UGR
  1. TRANQUILIDAD

Luces, cámara, relajación.

Desconectar, evadirse, descansar, sentir la tranquilidad. Para ello, hay tantos rincones… desde los placeres sensitivos del Hammam, pasando por los senderos que te alejan de la ciudad en tan solo unos metros, hasta el ritmo sereno de la propia ciudad. Granada late sin prisa pero sin pausa.

DCIM103GOPROGOPR2959.
Barrio del Realejo

11. BONUS

Seré realista y seré sincera.

Ni todas las emociones fueron buenas, ni algunas que creía fueron tan estupendas. Este tiempo también ha dado lugar a emociones como la tristeza o la rabia, pero siempre he querido creer que cuando menos piensas en algo malo menos parece que haya existido. Aunque a  fin de cuentas la vida es contraste y equilibrio, es tener y valorar lo positivo en su ausencia, pero sobretodo en su presencia.

Y así como anuncia el Principio de la Acción – Reacción de la Emoción Cuántica

“Toda emoción tiene un sentimiento igual y opuesto”

Así que, aprovecha la vida y siéntela con todos sus matices.

No vivas esperando sentir y siente lo que vives.

Y como leí una vez,

Si no te detienes a sentir, no te sorprenderás de lo que estás haciendo con tu vida.  

Viaje a Marruecos (Parte II)

Viajo menos de lo que quisiera pero siempre termino aprendiendo más de lo que me esperaba.

 


Si bien el anterior post era titulado, “Viaje a Marruecos (Parte I)” era de esperar que hubiera una parte II, aunque lo que no era de esperar, era esta eterna espera.
Sin más prólogos innecesarios daremos comienzo a esta segunda parte.

Los días pasaban y las emociones y la felicidad sumaban, día tras día la satisfacción y la alegría compartida nos acompañaban en este viaje de rutina vencida.

Seguimos con las rutas por las montañas. Prorrogamos el tiempo de compañía tras las cenas y las charlas divagaban entre vidas desconocidas que por unos días se hicieron vidas amigas.

Recuerdo vivir tan intensamente esa semana que hasta me olvidaba de las horas y los días. ¡Qué gran sensación la de perderte entre fechas y días! Total, qué más daba si ahí lo que contaban no eran los días sino las emociones sentidas.

Viajar es tener y dejar ir, disfrutar sin retener. 

 

Una de las mejores sensaciones de viajar es dejarte llevar, es no saber dónde vas a llegar. Y ahí está uno de los ingredientes secretos de viajar; la ignorancia del qué vendrá, de aquello que verás. La ignorancia al viajar es tomar un lienzo blanco que se coloreará a medida que tus ojos llenen ese cuadro blanco de matices de realidad. Por eso, la explosión de colores será mayor cuan más blanco sea el lienzo en la partida inicial.

Sé que resulta reconfortante y tranquilizador empaparte de guías turísticas o mil búsquedas en Internet del lugar al cual viajarás, pero entonces, ese lienzo ya lo habrás empezado a dibujar, y lo que pasará cuando llegues al lugar será pintar sobre lo dibujado y a veces eso, crea un cuadro algo borroso de la mezcla del tinte de ficción y realidad.

DCIM102GOPROGOPR2132.
Dejándome sorprender por las vistas de Imlil

 

Las excursiones por ese pequeño territorio africano además de ofrecerme un paisaje maravilloso también me brindó una de las sensaciones que me produce más contradicción en  el senderismo.

Por un lado, la incomodidad de la fatiga y el cansancio, sí, aquella sensación en la que pensamos que nos saldrá el pulmón por la boca si seguimos exhalando como si no hubiera un mañana.

Pero por otro lado, me fascina ese momento en el que siento mi corazón en cada una de las partes de mi cuerpo; pasando por mis pies, mis manos, y mis orejas….donde escuchando, oigo esa banda sonora interior que hace de ese presente un himno en mi mente.

botas

 

 Hay pisadas que dibujan huellas y huellas que marcan la vida.

 

Después de nuestra estancia en Imlil, el quinto día, nos pusimos rumbo hacia la ciudad de Marrakech en la que estuvimos sólo por un día.

Pero… como sé sacarle provecho a las ocasiones y puedo hacer intenso un corto instante puse a toda marcha mis pies y recorrí todo lo que pude esa laberíntica ciudad.

Marrakech nos dio una húmeda y lluviosa bienvenida pero además de precipitarse las gotas de agua también lo hacían nuestras piernas. Nada nos impedía seguir el rumbo de nuestra visita por esa ciudad mítica.

Marrakech es color que se asoma bajo la estela gris de un día lluvioso, es olor a mil y un aromas aunque el viento fresco de la lluvia airee el cálido ambiente de cercano desierto. Marrakech es bullicio en el Zoco y agitación en la Medina, es vida en la Plaza de Jamaa el Fna a pesar de los chubascos. Es regatear, perderse por esas callejuelas y asombrarse por el arrollador desparpajo de color y sabor.

Es hacer una pausa, y tomarse un té.

No hubo tiempo para mucho pero de lo poco, lo exprimimos como nadie.

Aquí va el vídeo donde puedes ver el gran lío de las calles de Marrakech

Un día más de viaje, uno menos de vacaciones y el tic tac del reloj anunciaba la cuenta atrás de esta aventura.

Nos despertamos en Marrakech para emprender el vuelo… ¡bueno el bus! para dirigirnos rumbo hacia la costa. Assilah nos esperaba.

 

Asilah, Assilah o Arcila… ¡Dios! de cuántas maneras se puede escribir esta ciudad. Aunque supongo que una ciudad tan bonita también merece tener tantas formas de llamarse como de bellezas está rodeada.

Esta ciudad costera de Marruecos es una sorpresa para los ojos viajeros. Pequeña pero llena de encanto, en la que en cada esquina encuentras un filo de belleza como de tanto en tanto. Sus casas pintadas de un blanco celestial, un azul brutal, una arquitectura espectacular dejan al espectador hechizado por esa población tan especial.

 

 

Uno de los imprescindibles en Asilah: Ir al mirador para ver atardecer, un espectáculo visual.

Hay cosas que con verlas una vez no es suficiente. Como las puestas de sol, dos jamás serán iguales.

 

La vida para mi es un viaje emocional y este viaje me transportó a las emociones más positivas, al extremo de la felicidad, al punto cardinal de la alegría y la libertad. A uno de mis mejores viajes “emocional


Datos prácticos: El (mi) hospedaje

  • Rabat:  “Hotel Bouregreg”, conexión wifi, buen desayuno, limpieza correcta.
  • Imlil: “Riad Imlil“, conexión wifi sólo en el salón, magnífico desayuno, limpieza correcta.
  • Marrakech: “Hotel Grand Imilchil“, conexión wifi floja, desayuno correcto, limpieza correcta.
  • Asilah: “Hotel Al Khaima“, conexión wifi buena en la entrada, floja en las habitaciones, desayuno correcto, limpieza correcta.
  • TODOS LOS HOTELES FUERON DE CATEGORÍA TURISTA, 2-3 ESTRELLAS. No se pueden exigir milagros cuando pagamos poco así que mi valoración en general es de satisfacción. Si la cuestión es, si volvería a alojarme en estos mismos lugares, mi respuesta es SÍ.

 

GRACIAS POR ACOMPAÑARME UNA VEZ MÁS EN ESTE VIAJE EMOCIONAL

¡HASTA LA PRÓXIMA!