Categoría: Sin categoría

Mis deseos para vuestro día O&J 

thelovebug.co

Anuncios

El Valle del Baztán un misterio hecho novela

Si todavía no fuisteis, irás.

Si ya lo visitaste, volverás.

img_20170108_1143081

El arte de relatar buenas historias consiste en dibujar en una página en blanco un arco iris de palabras, es el acierto de encadenar las frases precisas que dan texto a una historia. Y en este sentido, la escritora Dolores Redondo a través de sus libros ha construido un puente entre sus palabras y nuestra admiración. La Trilogía del Baztán demuestra que, lo que expresan estas palabras es más de lo que podría crear nuestra imaginación. 

«Es difícil encontrar a otro autor que irrumpa en el thriller criminal con esta fuerza y originalidad.» La Razón

Empezando por El guardián invisible, pasando por Legado en los huesos y terminando en Ofrenda a la tormenta, Redondo nos transporta a un oscuro relato repleto de emoción, intriga y sangre.

baztan
pic: ellectorquellevasdentro.com

Pero Dolores Redondo, no ha conseguido tan sólo hacer volar nuestra imaginación con sus novelas, también ha conseguido hacernos viajar. Ha convertido la ficción en realidad y las palabras en verdad. Ha hecho de los relatos, un recorrido (real) por el Baztán.

El halo misterioso de las tres novelas, la intriga por conocer esas tierras y la emoción por sentir las aventuras de Amaia (la protagonista) en nuestras propias carnes ha hecho que, una vez mi amiga Anna y yo termináramos de leer la trilogía no dudáramos en emprender un viaje a hacia Navarra. 

Las visitas guiadas que ofrecían desde la página  elguardianinvisible.com era la excusa perfecta para poner el broche final para esta aventura literaria.

💲🕑La visita nos costó 12€ y su ruta duró unas 3 horas. 

👌Muy recomendable 

🎥🎬 Vídeo resumen de la visita guiada

“El bosque más misterioso y mágico que existe. Los grandes robles, las hayas y los castaños cubren las laderas de las montañas, que, salpicadas de otras especies, las llenan de tonalidades, formas y contrastes” [El guardián invisible 2013]

“Había leído en alguna parte que no se debe volver al lugar donde se fue feliz, porque ésa es la manera de comenzar a perderlo, y suponía que el autor de aquella frase tenía razón. Los lugares, reales o imaginarios, idealizados entre la rosada niebla de la imaginación, podían resultar escabrosamente reales, y tan decepcionantes como para acabar de un plumazo con nuestro sueño.” [Legado en los huesos 2013]

“De todos los derechos que tiene un hombre, el más importante es el derecho a equivocarse, a ser consciente de ello, a ponerlo en valor y a que eso no sea una condena de por vida” [Ofrenda a la tormenta 2014]

____

Si os gustan las aventuras, la emoción y el misterio, espero que con este pequeño post os haya animado a emprender esta aventura literaria, a leer esta trepidante trilogía y a descubrir la belleza que esconde el Baztán.

MÁS INFORMACIÓN:

Dónde alojarse…

Nosotras no alojamos en Hotel Elizondo [Acogedor, tranquilo, limpio y espacioso]

Dónde comer…

  • Bar Sobrino
  • Pastelería Malkorra (aquí podrás encontrar el famoso Txatxingorri)
  • Bar/ Restaurante Txokoto
  • Restaurante Santxotena (Rest. real que aparece en la trilogía)

 

 

“De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”. Jorge Luis Borges.

COSTA RICA 2016

🇨🇷🇨🇷🇨🇷Por fin, sí ¡por fin pisamos tierra costarricense!🇨🇷🇨🇷🇨🇷

Antes de pisar tierra costarricense, desde las alturas, ya puedes hacerte una idea del paisaje que te acompañará por los centenares de kilómetros que recorrerás a lo largo y ancho de este país. Una explosión de verde estalla en nuestras pupilas y como estaba a punto de comprobar, ese verde no era casual. Sus lloviznas diarias a media tarde alimentan la clorofila vegetal. Unas lloviznas que poco molestan a aquellas personas que están dispuestas a disfrutar de la aventura, sea con el clima que sea.

🎆La llegada 

1
Aeropuerto San José

La llegada a Costa Rica abruma, no solo por su clima húmedo, el jetlag o la carga emocional de vivir una nueva experiencia, sino literalmente abruma por la… llamémosle calurosa bienvenida por parte de los taxistas que esperan cazar a cualquier persona con cara de adónde-carajos-voy. Pero cálmense mis aventurerxs, que con algo de paciencia y serenidad se puede escapar de ese gentío que parece que haya salido de, The Walkind Dead.

El dinero

En CR se manejan con colonos y me aconsejaron que para el cambio sería mejor que saliera con dólares estadounidenses y una vez en CR ya los cambiaría a colonos. ¿Razón lógica? ¿Operación bursátil? ¿Bróker? No… ni más ni menos, simplemente hacía caso a lo que me decían sin rechistar. Y así cambié los € a $ y los dólares estadounidenses a colonos.

La conversión:

1€ = 594 colonos // 10€ = 5931 colonos

Así que cuando estéis en CR y querráis decir que algo está de 10, deberéis convertirlo y decir que algo está de “6000” … por aquello de ir redondeando.

2
los colonos

🚙 Alquilar un coche en Costa Rica

Antes de poner rumbo hacia nuestro destino, primero alquilamos un coche. Como no teníamos muy claro con cual agencia “casarnos” tomamos una decisión tan meditada como la de acudir a la primera compañía que vimos. Y esa fue Hertz. 

Y tras una no muy extensa negociación alquilamos un ¡pedazo de coche!

Nuestro futuro bólido 🚙💨 fue un Toyota 4×4 (TOMEN NOTA: Sería conveniente sino necesario que fuera un 4×4, ya veréis más adelante…) para 5 días con ya no.sé.qué.seguros por 193$.

🌋Destino La Fortuna 

¡Yuhu! Una vez subidos en el coche ponemos el GPS made in GoogleMaps (offline) rumbo hacia el norte. Aviso a navegantes, es muy necesario (creo yo) movilizarse con un buen GPS, yo no sé cómo andaréis de orientación, pero hasta yo que considero que la mía es buena, me hubiera sido imposible moverme por esas carreteras con un mapa de papel y peor sin él.

Pero vaya, después de pasar por poblaciones como, San Antonio, San Ramón, San Rafael, todos-los-santos-amén… Llegamos a nuestro destino, no sin antes parar para comer y tomar un café antes de alcanzar nuestra parada final.

🙋Comiiidaaa

El casado: una comida muy típica de la gastronomía costarriqueña

Con la barriga vacía no se piensa bien, por eso, con mucha hambre y con más ignorancia todavía sobre la comida costarriqueña decidimos dejar la elección de nuestro menú en manos del camarero, siempre y cuando fueran tres platos distintos. Y así llegaron a nuestra mesa tres casados uno de ternera, otro de cordero y el tercero de cerdo acompañados de arroz y alguna salsa. Y para beber, unos buenos “frescos” un refresco de agua y frutas. (¡Riquísimos!)

El desayuno típico de la zona es el gallo pinto, una combinación de arroz y frijoles. Y de tanto comer arroz casi vuelvo a casa con cara de china.

La Fortuna

La catarata de la Fortuna (entrada 15$)

Sobre los precios de los Parques Naturales…por lo general los precios de la entrada rondan los 15$ (se puede pagar en dólares estadounidenses o en colones) y la verdad, me parece caro. Entiendo que de alguna manera hay que contribuir a la conservación de la bioesfera, la limpieza el espacio y el cuidado de los animales, pero aún y así la valoración entre lo que pagas por lo que disfrutas no resulta (a mi parecer) que lo valga.

🌊Río Celeste 

Dejamos La Fortuna para ascender hacia Guatuso, población donde se encuentra una maravilla natural. 1 hora y media de camino nos llevó llegar a los pies del Parque Nacional Volcán Tenorio (Horario de 8 a.m a 4 p.m// Precio 10$) pero…. justo llegamos a las 3.30 pm y no pudimos entrar al Parque, pero os creéis que nos íbamos a quedar sin visitar el río? Pues no… unos metros más adelante pudimos llegar con el coche en una ladera cercana al río. Así que al final pudimos disfrutar de esta maravilla de forma gratuita

 

💦El Pacífico

Llegamos a la costa del pacífico en plena oscuridad, de noche y con pocas luces llegamos a Brasilito. No veíamos más que lo que los faros del coche nos mostraban y no oíamos nada que no fuera el mar, un mar que por llamarse pacífico más bien parecía que estaba en pie de guerra. Por la mañana en cambio, el paisaje era totalmente distinto y la tan esperada imagen de la playa por fin apareció frente a nuestros ojos.

Playa de Brasilito

En esta playa inmensa pero a la vez desértica encontramos a una mujer española. Esta mujer amenazaba con no volver a bañarse más en esas aguas, y su razón tenía. Nos explicó que en este mar hay un bichito marino llamado hilo dorado (o de oro), un filamento imperceptible para los ojos que al rozarte deja una marca en tu piel y un escozor por unos minutos. Y sí, pude comprobar que eso era cierto, sentí este escozor y vi una rozadura en mi muslo. Pero no drama mama  ese escozor es soportable y acaba por desaparecer.

Playa el Conchal

Inmenso love por esta playa (L)

“Si pudiera contarlo con palabras, no me sería necesario cargar con una cámara” 

Lewis Hine

🔥Tamarindo

Capturar los momentos, fotografiar el paisaje o inmortalizar un detalle es un ejercicio que nos permite darle forma a nuestros recuerdos y volver a ellos siempre que queramos. Y por eso fotografiamos, porqué queremos volver a un pasado maravilloso, pero, a veces pasa algo como… perder la tarjeta de una cámara, y ese fue mi caso. Por suerte no perdí la tarjeta donde estaban la mayoría de fotos.😅

En fin, quería explicar brevemente que Tamarindo es un lugar espectacular, una playa perfecta para bailar con las olas, enamorarte del atardecer o bailar los sentidos hasta agotarlos. Tal fue así, nos cautivó tanto su clima y su gente que decidimos quedarnos una noche más de lo previsto.

San José

…y nos fuimos a la capital. ¿Por gusto, por placer?, No, por trabajo.

En la ciudad estuvimos casi una semana por cuestiones laborales, aún y así pudimos hacer alguna escapada y visitar la ciudad. Es verdad que la capital de Costa Rica no tiene una oferta turística muy variada, que lo mejor está fuera de ella y que esta ciudad no hace justicia a la belleza natural que la rodea. Pero si por narices te encuentras en ella, como yo, puedes visitar: El mercado artesanal, el Museo Nacional, las diferentes y múltiples iglesias, el barrio chino, así como sus laberínticas calles.  ¡Ojo al cruzar las calles! resulta algo difícil encontrar semáforos que regulen la circulación para los viandantes, por eso vigilad por dónde vais porque la ciudad puede llegar a ser una auténtica jungla de asfalto.

Volcán Irazú,  (3.432 metros de altitud)

Mientras nos alojábamos en la capital no disponíamos de coche, por este motivo para llegar al volcán tuvimos que ir en autobús. Ir hasta este paraje natural resultó ser una aventura en sí misma. Pero…esta aventura resultó tener un sabor agridulce. Por qué  os preguntaréis, bien, porqué no vale la pena el tiempo ni el dinero que inviertes por lo que acabas viendo/disfrutando. Me explico, para llegar hasta el Volcán Irazú desde San José debes ir en bus, un bus que cuesta 2590 colones (unos 4,5€) ida es decir unos 9€ ida y vuelta, con su horario de partida de las 8 de la mañana en la capital y sus dos buenas horas de viaje (es decir llegar al destino sobre las 10 de la mañana), para que luego sólo nos dejaran visitar el Volcán 2 horas, ya que a las 12.30 el bus volvía a la capital y sin haber un autobús que bajara más tarde. Encima el precio de la entrada del Volcán volvieron a ser 15$.  Por lo tanto,  a mi parecer, no vale la pena destinar 4 horas (casi cinco) de viaje para disfrutar un lugar tan poco tiempo. Por ello encuentro que sería mejor ir, si vais en coche y poder andar a vuestras anchas.

Siento no poder publicar más fotos o mejores, pero como he dicho antes, muchas las perdí con la tarjeta 😦 De todos modos este resumen refleja bastante bien mi aventura por tierras costarricenses.

Mi vivencia en este lugar ha sido espectacular. He visto lugares increíbles, lugares que no sería capaz de entender cómo es de impresionante el mundo hasta que no lo ves, he experimentado sensaciones alucinantes, tanto que sentido cómo mi corazón latía por todos mis poros y he conocido gente maravillosa, esa gente que me decía “para volver ya sabes el camino”, y bien que lo sé y bien seguro que volveré.

Es imposible acabar este post sin decir que el viaje ha sido…

!PURA VIDA!

18 HORAS EN MIAMI

Pocas veces la respuesta es NO si la pregunta es acerca de un viaje o en referencia una nueva aventura. Y el propósito de Costa Rica mezclaba el viaje a un nuevo país y la aventura de un proyecto de investigación. Por eso, como antropóloga y profesional de la curiosidad, no dudé en embarcarme en este nuevo reto.

“Las aventuras de hoy serán el recuerdo del mañana”

wmb
google images

 

Miércoles 20 de agosto. 4 a.m de la mañana suena la alarma: Empieza el viaje Rumbo a Costa Rica.

Primer viaje: BARCELONA – MADRID (Todo bien y sin retraso) vuelo con Vueling.

Segundo viaje: MADRID – MIAMI 

Volamos con American Airlines y nuestra espera en Madrid se alargó una hora más de lo esperado. Pero ¡keep calm! con tanto nervio e ilusión para mi esperar un poco más era lo de menos, no me iba de una hora más…o menos.

Os explico cómo fue el pre-embarque…

Antes de subir al avión, en el momento de facturar las maletas, nos vimos sometidos a tal investigación por parte de la trabajadora de la compañía (AA) que ni CSI, ni el FBI ni mi madre me llegarían a interrogar de esta manera. Vaya como si fuera sospechosa de ser la cabecilla de una mafia roba-cachorros-de-países-del-este.

Pero todo fue bien, tras pasar el cuestionario/interrogatorio y nos dio vía libre ¡YUHU!

¿Qué me preguntaron? Me preguntaron qué iba a hacer en Costa Rica, cuántos días, con quien, que le dijera algunas playas o dónde nos íbamos a alojar…

GOPR5748.JPG
Durante mi espera hasta pude poner un tenderete. A punto estuve de vender uno calcetines

En fin, llegó el momento y embarcamos. Nunca había subido a un avión de tal calibre y la verdad que me impresionó bastante. Los asientos eran cómodos pero la manta que nos dieron no ayudaba demasiado a aliviar el frío, así que decidí sacar mi saco de dormir. Sí, dentro del saco sí que estaba agustito.

Lo mejor, era la pantalla que cada uno tenía frente al asiento, con ella podías jugar (ojo con los vicios que me pegué jugando al Tetris), también podías ver películas y hasta podías chatear con otros pasajeros. La comida y la merienda que nos sirvieron debo decir que estuvo bastante bien, le pondría un 8. Lo siento no tengo fotos, no pensé en hacerle, tenía hambre. Encuentro un gran acierto la posibilidad de pedir menú vegetariano, también creo que habían menús especiales para celíacos.√

8 horas de vuelo más tarde…

Llegamos a Miami a las 16h (hora local)

El control de inmigración y de aduanas fue todo correcto, ningún problema, no hubo inspección, ni interrogatorio, ni nada fuera de lo normal.

Teníamos por delante unas 18 horas antes de subirnos al último avión avión para llegar (al fin) a nuestro destino.

Por ello, decidimos salir a descubrir qué nos deparaba MIAMI

Al salir del aeropuerto cogimos el bus Miami Beach Airport Flyer 150 por 2.65$ el trayecto.

[EN LA PARADA DEL BUS DEL AEROPUERTO HAY WIFI GRATIS, dentro del aeropuerto hay pagando]

Bajamos en la parada de Lincoln Road & Washington Ave y desde ahí nuestra misión fue dejarnos perder. Pero curiosa la vida y fascinante el destino que nos pasó lo que jamás podríamos haber imaginado.

Fuimos por-no-sé-qué-calle y David, nuestro compañero de viaje de pronto saludó muy eufóricamente a una pareja. Resulta que eran unos amigos con los que hacía una semana estaban juntos en México celebrando la boda de David. Ante la grandísima sorpresa, ya que ninguno sabía de la visita a Miami del otro, decidimos volvernos a ver después de cenar y así tomarnos unas copas juntos.

Mientras, nosotros fuimos a la playa antes de ir a cenar… (la anécdota no acaba aquí, esperad…)


Pisar Miami fue sorprendente por el hecho de estar en “Miami”, por ver algunas cosas curiosas como los semáforos que cuelgan de los cables o los significativos coches de policía. Pero en sí, lo que vi de esa ciudad no me fascinó por ninguna peculiaridad o encanto propio de la ciudad. Me pareció, otra ciudad cosmopolita más. De hecho, si estando en Barcelona me hubieran tapado los ojos y me hubieran llevado a Miami y hubiera abierto los ojos en esta ciudad americana, hubiera pensado que seguía en Barcelona. Vaya, que será esto de la globalización urbanística, que hace que todo se parezca y se pierda la magia.

Por otro lado, sí que me parecieron curiosas las centenares de casetas salvavidas; todas de distintos colores y formas y la temperatura del agua de la playa. ¡¡¡Jamás estuve en aguas tan calientes!!!


Una vez visitada la playa, nos fuimos a la búsqueda y captura de algún lugar para comer. Después de un largo tiempo subiendo y bajando por Bulevar Ponce De Leon, nos decidimos por una pizzería. Spritz Pizzeria & Ristorante. Los tres comimos una pizza y estaba riquísima. La cena nos costó alrededor de unos 16€.

Y se añadieron los amigos que nos encontramos…

¡Tras algunas copas y cervezas surgió una gran idea!

Ese momentazo, ese encuentro tan sorprenderte y curioso debía sellarse en nuestras mentes, y que mejor recuerdo que aquel que lo puedes ver cada día sellado en tu piel. Pues sí amigos y amigas, nos fuimos rumbo a una tienda de tatuajes.

Estaba muerta de sueño, ya debería llevar más de 24 horas despierta y sólo me dejé llevar, cual zombi de The Walkind Dead…

Tras un riguroso análisis de los mejores tatuadores de Miami, made in google: ver tatuadores en Miami y apostar por el que tenía más estrellas………… Nos acercamos a uno que no debería estar muy lejos. Nada más llegar me acomodé en una silla, me apoyé en un muro dentro de la tienda… y me dormí.

[Zzzzz]

Podría haberme despertado a lo Resacón en las Vegas con un tatuaje en la cara, pero por suerte quien llenó su piel de tinta no fui yo.

Medio dormida y sin saber dónde estaba, qué día y quién era yo, decidimos volver al aeropuerto para dormir de “verdad” en el comodísimo y acogedor suelo del aeropuerto.

¿Cómo volvimos al aeropuerto a las 2.30 de la madrugada?

Pues bien… miramos y a esas horas no habían buses y los taxis eran muy caros, así que gracias a una mujer muy apañada nos volvimos al aeropuerto en Uber-taxi. Mediante la app “lyft” la mujer nos solicitó un coche que nos llevaría hasta nuestro destino. El pago también se efectúa mediante la app, así que nosotros le pagamos de antemano a la mujer que nos solicitó el taxi (y más de la cuenta por las molestias) . **Recurrimos a la amable mujer desconocida porqué nosotros no teníamos internet, por eso ella tuvo que ayudarnos.

…Por fin llegamos al aeropuerto, encontramos un agradable rincón y dormimos los tres bien juntitos. ¡Bueeeeenas noooooches! 

* [Por cierto….¡Ojo!, porque las bebidas alcohólicas sólo se pueden tomar en las terrazas de los bares hasta las 2.a.m, después pueden multar]

¡HASTA EL PRÓXIMO POST! 

“COSTA RICA PARTE 1º”

More pictures: INSTAGRAM

Preparativos: Viaje a Costa Rica

//F O T O S en mi galería de instagram @jurdini //

¡Vaaamos que nos vamos!

Esta nueva entrada al blog está destinada a contaros mi futuro viaje a Costa Rica, sí futuro porque todavía no me he ido, estoy a un paso, pero todavía sigo en casa.

Entonces…¿Por qué narices has escrito una entrada si todavía no te has largado? Bien, si escribo esto es porque tengo cuatro propósitos muy claros:

  1. Contar todas las cosas que ya me han ocurrido antes de irme y tienen que ver con el viaje.
  2. Detallar todo aquello que voy a llevar en mi mochila de 30l.
  3. Explicaros los destinos que pretendo visitar.
  4. Y sobretodo… por qué me voy a Costa Rica y no me voy a… Cuba, Roma o a San Petersburgo.

Si me hubieran dicho hace dos meses que me iba a Costa Rica no me lo hubiera creído 

Y como sigo con mis manías, empezaré por el final. Ahora mismito os explico por qué me voy a Costa Rica, lugar soñado y deseado, como bien sabe mi amiga Anna. Costa Rica es un destino que teníamos pendiente desde ya hace unos años, éste y Cabo Verde…pero esta vez no podemos emprender un nuevo viaje juntas, esta vez, bien bien no me voy de vacaciones, esta vez a Costa Rica me lleva un proyecto de investigación.

Como antropóloga y especializada en cuestiones de género e igualdad, un equipo de investigación de la Universidad de Granada me ha “fichado” para… contado muy (muy) resumidamente, realizar un estudio de la situación de la pobreza y la desigualdad en Costa Rica, proyecto que se llevará a cabo conjuntamente con la Universidad de Costa Rica. Este es el motivo de mi viaje.

Pero aprovechando que cruzamos el charco para realizar las primeras reuniones en el territorio, extendemos nuestra estancia para visitar parte del territorio costarricense.

Así y por seguir el orden invertido de lista de propósitos de este blog, continuaré explicando los lugares marcados en mi mapa mental.

De hecho, debo decir que el propio vuelo ya es un viaje en sí ya que partimos de Madrid y el vuelo nos lleva a Miami para poder hacer escala hasta San José, Costa Rica. La escala es de unas 16 horas por lo que saldremos del aeropuerto para visitar la imparable ciudad. Supongo que iremos a Miami Beach, aprovechando que hay un  bus de línea el “150 Airport Flyer” por unos 2.65$. (En el próximo post os contaré qué tal)

Entonces…..

Una vez lleguemos a Costa Rica los puntos de visita previstos son los siguientes:

  • Bajos del Toro, Alajuela Costa Rica. (Cascada)
  • Reserva Ecológica Catarata Río Fortuna, La Fortuna. (Cascada)
  • Parque Nacional Volcán Arenal, La Fortuna. (Montaña/Volcán)
  • Zona playera de Guanacaste(por determinar), Guanacaste (Playa)
  • Ruta selvática, Monteverde. (Selva)
  • Volcán Irazú, Cartago. (Volcán)
  • Parque Nacional Manuel Antonio, Quepos, Puntarenas (Playa)
  • San José, capital y Universidad de Costa Rica.
cr
Lo siento se ve fatal 😦

 

Ahora bien… ¿qué me llevo en mi mochila?

  • Una toalla para el baño
  • Una toalla para la playa o río
  • Zapatillas de deporte para ir cómoda
  • Zapatillas de agua tipo snorkel para las zonas rocosas
  • Sandalias, lo más “bonito” que llevaré como zapato
  • 2 pantalones cortos y 2 largos
  • 2 monos, muy cómodos y además optimiza el espacio de la mochila ya que llevas dos piezas (camiseta/pantalón) en una.
  • Varias camisetas
  • Ropa interior
  • Pijama corto, y si tengo frío me tapo -.-
  • Chubasquero
  • Chaqueta tejana y paravientos
  • GoPro (que no falte)
  • Enchufe adaptado al voltaje de ahí.
  • Neceser:
    • Lentillas y líquido para lentillas
    • Gafa de ver (I’m miss topo)
    • Pasta de dientes y cepillo
    • Cepillo del pelo, mini suavizante y mini champú
    • Gel de baño en sobres (cogido del último hotel al que fui)
    • Jabón de manos que no necesita agua
    • Ibuprofeno
    • Pastillas por si…. dicho finamente, si voy mal de vientre
    • Biodramina (para dormirme si puedo en el avión)
    • Crema solar
DCIM101GOPROGOPR5746.
A full la cama con todas las piezas

IMG_20160819_154150

 

Por último….¿qué me ha pasado ya antes de irme?

Bien, debo empezar por contaros que es raro, no, rarísimo que me vaya a algún lugar (pongamos que bajo a comprar el pan) y no me pase nada. Siempre me pasan cosas raras… Siempre tengo alguna anécdota, siempre… Y ya no sé si es la vida que quiere que me pasen cosas para no aburrirme o soy yo que soy una catalizadora de anécdotas. En fin… ¡a lo que vamos!

  1. Como he comentado en el viaje de ida paramos en Miami, y para poder salir del aeropuerto y visitar la ciudad (por lo tanto pisar suelo estadounidense) debemos tener el visado en regla. Pues bien, el susodicho visado se llama ESTA y puedes solicitarla por internet. Son unos 14$. Todo era correcto hasta que me propuse solicitar la visa. Ya no recuerdo ni en qué página web entré pero una vez cumplimentado el porrón de preguntas y tramitar el pago, y hacer lo que NO se debe hacer, que es dar a “aceptar, aceptar, aceptar…” sin leer la letra pequeña, me encuentro que en vez de pagar 14 dólares pagué unos 75. ¡Ay! Por favoooor, qué he hice… Cuando vi que el cobro no correspondía a lo que me habían dicho (y leído) me puse manos a la obra a pedir el reembolso. Por suerte, me devolvieron el dinero. Por mala suerte, tuve que entrar a la página web correcta y volver a rellenar el largo formulario. Así que vigilad que sea de verdad ESTA y no aquella… Os dejo aquí el enlace para tramitar el Sistema electrónico de autorización de viaje a EE. UU (ESTA) Por cierto, la solicitud se debe hacer al menos 72 horas antes del viaje. Lo aclaro, no fue ninguna estafa, simplemente es que hay terceras empresas emisoras de este documento que se lucran del cobro de la emisión de estos documentos, ellos libremente tarifan este procedimiento y nosotros libremente podemos pagar esta diferencia, o no. Repito, pude pedir el reembolso y así lo hicieron en menos de 24 horas.
  2. La segunda anécdota es algo que todavía no ha pasado pero sabemos que nos ocurrirá. Me explico, para la justificación de los billetes ante las cuentas del proyecto debieron comprar cada billete uno por uno, y no sé cómo fue pero dos de los tres billetes de vuelta los compraron con “cierto” error. La vuelta que en principio es CR-MIAMI-NY (JFK)-MADRID, con escalas cortas, la vuelta de mi compañera (y amiga) Caro y mía será tal cual así: CR-MIAMI-NY (Newark, Nueva Jersey)—buscare la vida en 5 horas y cambia de aeropuerto—NY (JFK)-MADRID. Entonces debido a esta aventurilla que nos espera decidimos que para ahorrar algo de tiempo en ese cambio de aeropuertos, lo mejor sería no embarcar maleta y llevar una de mano, PARA TODO EL VIAJE. Por este motivo, llevo mochila en vez de maleta. La que nos espera… 🙂
  3. Otra cuestión relevante para contaros es, explicaros que he conocido de primera mano qué es la teoría de la relatividad. Relativo es, contar los días que te quedan por emprender un viaje tan extraordinario y descontar los mismos días que son los que te quedan por terminar el Proyecto Final de Máster. Ha sido un vivir sin vivir, tener días de más y de menos, convivir con la ansiedad y la ilusión, todo a la vez. Pero puedo decir, a un día antes de irme, que en este juego a contrarreloj he ganado yo. ¡El trabajo está finalizado! Ya puedo irme tranquila. 🙂 Esta experiencia ha sido como vivir entre el ying y el yang, un equilibrio entre el bien y el mal…
  4. Y por último, debo contaros que gracias a Instagram, antes de irme ya he conocido a un amable costarricense que me ha ayudado a tomar decisiones sobre qué sitios ir y a cuales no, dónde puedo ir a tomar algo y otras cuestiones acerca del país.

 

Antes de irme y para acabar este post, os confesaré que hubo un momento, cuando estaba preparando el itinerario, en el que pensé en mandar a tomar viento el planning  de la ruta que tenía preparada y que fuera lo que el destino quisiera una vez estuviéramos ahí. Una vez más y en mi estado Zen de equilibrio, he visto que por cuestiones relativas al equipo y el proyecto el itinerario de estos días será medio “lo que el destino quiera” y medio “seguir con el plan establecido”.

Pero…. lo único que sé es que una vez más estoy dispuesta a embarcarme en una nueva aventura. Nos leemos pronto.

😘¡¡HASTA LA VUELTA!!😘

Granada, 10 meses y una vida

¿Recuerdas qué te llevó hasta aquí?

¿Recuerdas por qué viniste?

¿Recuerdas por qué te vas? 

DSC_0525

Debería haberte escrito antes o debería haberte dedicado unas palabras antes de irme, pero mírame, aquí estoy nueve días después de salir de entre tus brazos, y yo aquí como si nunca me hubiera ido de tu lado. Pero mírame, si todavía creo que no es verdad, todavía, creo que mañana te veré amanecer. Pero supongo que los sentimientos, como cualquier buen cocido, debe dejarse reposar. Que se vaya enfriando, que las experiencias cocinadas a 180º vayan absorbiendo el sabor de otros ingredientes. Que los matices definan los recuerdos y como pasa con la comida, los recuerdos hechos con amor, también saben mejor.

Aunque te diré mi Granada querida, que estos casi 900 km de distancia se miden en recuerdos que saben a ti, esos que cuando cierras los ojos aparece una sonrisa que dibuja la cara. Esos, que cuando haces el balance de lo vivido por lo sentido, descubres que pesa más la felicidad que el dinero que te puedan dar.

Mi Granada, aunque sé que estás en alguna parte, para mí lo estás en todas. En cada sonrisa que veo, en cada calle por donde paseo, en cada voz que escucho, en cada todo, mucho.

De ti aprendí, que no existe un orden lógico de los sentimientos. Fíjate en mí que empecé a echarte de menos antes de irme y a pesar de irme todavía no me he despedido de ti.

Por eso hoy, ya de vuelta a casa y tras una gran experiencia vivida veo todo lo que me ha dado esta pequeña gran vida granadina. Pero sobretodo me doy cuenta que, esta aventura que empezó con una página en blanco a la que le cayeron una lluvia de ideas, ni un relámpago en ese momento me habría iluminado mostrándome todo lo que estaba por vivir.

Han pasado 10 meses desde que llegué a Granada, fueron vividos tan rápidos, que parece que hayan pasado 10 minutos, tan intensos que parece que hayan pasado 10 años.

20160206_175702
Alhambra en primavera

Y aunque quizás algún día olvide qué me trajo hasta aquí, no dejaré de recordar qué me llevo ahora que ya no estoy ahí.

Granada ha llenado mi vida de color, sabor y emoción.

Granada ha hecho de mi una persona más plena, fuerte y feliz.

Granada ya es parte de mí, por eso:

Luego no te extrañe que te eche de menos, que te recuerde a menudo o sienta nostalgia, luego no te extrañe que derrame algunas lágrimas por aquello que fue, por lo todo lo que viví, por todo y por tanto que tengo de ti en mí.

Ahora que digiero esta experiencia entiendo que las cosas buenas no hay que comprenderlas, tan sólo hay que vivirlas. Y que el mejor plan es dejarse llevar; por la gente, el momento y el lugar.

Como también aprendí que, creyendo que partir era encontrar respuestas, comprendí que partir también sirve para encontrar razones. A veces decides partir de un lugar para echar de menos lo que un día echaste de más o decides partir para alejarte de lo común, diario y cotidiano y resulta que a veces nos alejamos para volver con ganas de sentir todo aquello que estaba olvidado.

Al fin y al cabo mis 10 meses y una vida en Granada ha sido una feliz etapa en mi vida. Será por esto que la vida, que entre otras cosas, es un conjunto de etapas; unas más largas y otras más cortas pero todas tienen algo en común, todas tienen un inicio y un final. Y ese final puede cerrarse con un portazo o  dulcemente pero yo he preferido dejar la puerta entre abierta, no vaya a ser que vuelva. Aunque como siempre he dicho, “todo final es un nuevo inicio”. Por eso espero que nunca falten fuerzas para emprender nuevos caminos, otras etapas o diferentes vidas. La vida son etapas y las etapas son los caminos de la vida.

GOPR2983_1461274183376_high.JPG
Mezquita de Granada

Bendita mi suerte, bendito el olor a azar.